LECTORESCRITURA DE LA L. EXTRANJERA
Usar puntuación:  / 3
MaloBueno 
INGLÉS - Inglés
 

Como en la mayoría de los Centros Educativos actuales, el Colegio ‘Ramón Carande y Thovar’ de Palencia desarrolla un proyecto bilingüe, confiando en la importancia que tiene la adquisición de una lengua extranjera para el mundo global en el que vivimos (y sobre todo, en el que nuestros alumnos van a vivir).

Los beneficios de este aprendizaje son incuestionables: en primer lugar, afectivas y sociales, tanto en cuanto tienen mayor facilidad para relacionarse y sobre todo, comunicarse; pero también ventajas cognitivas, ya que varios estudios ya afirman que el bilingüismo mejora la atención y la concentración, potencia la memoria y organiza mejor el cerebro.

Sin embargo, el bilingüismo en muchos casos no se inicia en la etapa de Educación Infantil. En nuestro caso lo alumnos de 5 años cuentan con dos horas de inglés a la semana, y el salto cualitativo se da cuando en 1º de Primaria comienzan a escribir y hablar en inglés en la mitad de sus clases.

Así que teniendo en cuenta el cisma que hay entre infantil y primaria en relación a la lengua extranjera, y teniendo en cuenta que durante la etapa de infantil están aprendiendo a leer y escribir, es una buena oportunidad para introducir la lecto-escritura en la segunda lengua, y acortar las distancias con el complejo mundo bilingüe que se encontrarán en primaria.

Por supuesto, el enfoque comunicativo no se pierde, utilizando como recurso estrella las canciones y los ‘storytelling’. De hecho, la introducción del nuevo vocabulario se hace a través de estas estrategias.

Una vez presentado el vocabulario, la adquisición del mismo se hace de forma oral y visual: es decir, se muestran fashcards donde además del dibujo, se acompaña de la palabra correspondiente, con el fin de que relacionen la grafía con la imagen, y a su vez con el concepto. Ciertamente las palabras de forma oral las adquieren rápidamente, pero hay mayor dificultad en el plano escrito, que es donde fijamos nuestros esfuerzos.

Tras mostrarle la imagen acompañada de la correspondiente palabra escrita, se le ofrece por separado la imagen y la palabra y tienen que juntarlas. Se empieza haciendo en gran grupo para luego trabajar de forma individual en una ficha. De este modo, aunque de forma global, van aprendiendo a leer la palabra.

Poco a poco vamos retirando la imagen, ofreciéndole solamente las palabras escritas para animarles a leerlas. Se trabaja de diferentes modos: una hoja con una palabra de las trabajadas y hacer un dibujo de ellas, buscar el objeto en clase que corresponda con esa palabra, presentarle dos palabras escritas y que seleccionen cuál de las dos es la correcta para lo que le estamos preguntando. En este momento, la mayoría de las actividades se realizan en parejas o en gran grupo, y es que no podemos olvidar los diferentes ritmos de aprendizaje del aula y la facilidad que tienen de ayudarse unos a otros (a veces mucho más beneficiosa que nuestra propia ayuda).

Antes de pasar a la siguiente fase, es conveniente cantar (o encontrar) alguna canción o alguna herramienta audiovisual, que deletree las palabras para que ellos se vayan haciendo a su sonido y viéndolas si fuese posible.

Cuando parece que ya son capaces de leer las palabras, pasamos a la fase de escritura, donde en un principio, se sigue acompañando de una imagen. Se trabaja principalmente con fichas individuales y hay diferentes tipos: repasar la palabra, observar la palabra al lado del dibujo y luego escribirla y unirla o simplemente copiarla debajo del dibujo correspondiente.

El siguiente paso es que ellos mismos escriban la palabra sin el modelo, pero dándoles las letras que tiene la palabra: es decir una especie de cifras y letras, pero sin cifras. Para ello, se hace un puzle de letras (donde se unen unas con otras). Se les da la imagen de la palabra o se les dice la palabra correspondiente y en parejas o individual (según las circunstancias) las van conformando.

Otro modo es a través de de ordenar las palabras con la PDI: se les pone la imagen y las letras y ellos en la PDI ordenan las letras. Lo importante de este paso, es que ellos mismos se autocorrigen: encima de la mesa del profesor o en la pizarra, están escritas de forma correcta las palabras y ellos mismos van a comprobar. Siempre pasa que alguno las copia directamente, lo cual no tiene por qué ser malo, ya que son precisamente los niños que presentan mayores dificultades y necesitan más tiempo de observación del patrón.

El último paso es la escritura de la palabra como tal, sin ejemplos o modelos. Previamente, según las necesidades y dificultades que encontremos, se le pueden presentar las palabras con un hueco para que la completen con la letras o letras necesarias y ya finalmente dar el paso a escribirlas por sí mismos, ofreciéndole la imagen y escribiendo la correspondiente. En ocasiones utilizamos el propio Word o la PDI para escribir con las teclas y no solo con papel y boli.

Por otra parte, siempre es conveniente el etiquetado de palabras por el aula, tratar de en todo momento escribirlas, siempre que sea posible o darle pistas fonéticas, siempre de forma dinámica, como por ejemplo que el país inglés, cuando dos ‘oo’ se juntan, suenan como una ‘u’; o que la letra ‘h’ hace un poco de trampas y suena muy poquito. Aunque siempre casos generales para evitar que se equivoquen o les dificulte con el aprendizaje de la lectura de su lengua materna.

Obviamente, este trabajo se ve acompañado de actividades interactivas, juegos de vocabulario en parejas, escuchado de canciones y tareas de carácter más oral y desde un enfoque más comunicativo. Sin embargo, se trata de un acercamiento hacia la lectoescritura en la segunda lengua, que de algún modo, facilita nuevos conocimientos de cara al bilingüe que se desarrollará en primaria. Siendo conscientes de que la adquisición se hace a través de la vía directa o visual, la fase fonológica se salta y por tanto estos aprendizajes no los pueden generalizar a otras palabras, pero no dejan de ser aprendizajes válidos y muy positivos, no solo de cara al futuro, también del presente, puesto que van abriendo su mente a nuevos tipos de comunicación, no solo oral, también escrita. 

Envianos tus cosas para publicar en Divergaceta

Amigos conectados

Tenemos 30 visitantes

Idea y diseño Junta de Castilla y León