Contactar
Tamaño del texto
   
Rutas-Pueblos-Paisajes. CyL.
Entrevista a Pedro Sarmiento. Coordinador del proyecto LÒVA PDF Imprimir E-mail
( 11 votos )
Vida Saludable - Rutas-Pueblos-Paisajes. CyL.
06 marzo 2016 1

Autora: Inés Mª Monreal

Estamos ante un pianista y compositor licenciado en Improvisación Contemporánea por New England Conservatory, Boston. Ha sido asesor pedagógico del Teatro Real, director del Centro de las Artes y coordinador del Máster en Práctica Escénica y Cultura Visual de la Universidad de Alcalá, ha dirigido de la Escuela Municipal de Música y Danza de Talavera de la Reina y ha presidido UEMYD, asociación española de escuelas municipales de música. Da conciertos en todo el mundo y ha editado discos con el Dúo Iberia y el Boston Art Quartet. Además de toda su formación académica, hemos llevado a cabo la presente entrevista como continuidad al artículo anterior sobre el proyecto LOVA dado que, desde 2008, es el coordinador.

¿Cómo nació el proyecto LOVÁ y en qué consiste?

LÓVA nació a finales de los años setenta en Estados Unidos con el nombre Creating Original Opera y como un programa de formación de profesorado del Metropolitan Opera House de Nueva York. A España lo trajo en 2006 Mary Ruth McGinn, una maestra de primaria que, después de hacerlo en su aula varios años, le dio un enfoque más integral, menos centrado en el área artística y más en el desarrollo personal y emocional. LÓVA se realizó por primera vez en 2007 en aulas de tres colegios púbicos de la Comunidad de Madrid.

LÓVA propone a una clase asumir un gran reto: convertirse en una compañía que produce y estrena su propia ópera. Ocupa todo el curso escolar, se realiza en horario lectivo e integra aprendizajes de todas las áreas y competencias.

¿Cuáles son los fundamentos pedagógicos en los que se sustenta el proyecto LOVÁ?

LÓVA no es innovación pedagógica: es sentido común pedagógico y requiere, como todo buen trabajo, un notable esfuerzo por parte del profesorado. Es el sentido común que aplican a diario decenas de miles de docentes en toda España. LÓVA no es una varita mágica que soluciona los problemas del aula ni un reclamo publicitario de un colegio que busca nuevos alumnos. Solemos decir que junto al aula en la que se hace LÓVA hay otra maestra u otro maestro haciendo un trabajo igual de válido, imaginativo y comprometido.

A los docentes les interesa LÓVA porque les sirve para dar voz a las inquietudes personales de los niños, para conocerlos, para confiar en sus capacidades y para delegar importantes responsabilidades en ellos. El docente pasa cada vez más tiempo escuchando a su clase debatir u observando cómo gestionan su tiempo. Hay más tiempo para las relaciones entre los alumnos, que necesitan coordinarse más entre ellos y viven un viaje emocional individual y colectivo. LÓVA es una forma compleja de aplicar la metodología de proyectos, porque es un proyecto que dura todo el curso (crear y estrenar la ópera) y que está a su vez compuesto de innumerables subproyectos (hacer publicidad, construir decorados, recaudar fondos, hacer focos, escribir un libreto y un larguísimo etcétera). Al ir todo ello acompañado de un trabajo emocional, suele generar momentos complicados a lo largo del curso, pero el objetivo de LÓVA es precisamente no rehuir esos momentos, sino aprender a gestionarlos.06 marzo 2016 2

LÓVA permite al alumnado descubrir capacidades diversas y por eso parte de un punto de vista plenamente inclusivo. Seleccionar a los niños para la práctica de las artes o de cualquier disciplina en función de sus valía es un error que por desgracia acepta con naturalidad nuestra sociedad. Todos los niños tienen derecho a crear y a hacerlo en condiciones dignas, independientemente de su capacidad para bailar, pintar, cantar o tocar un instrumento. En LÓVA no importa la perspectiva del público, sino la de la experiencia que vive el alumno.

Desde la instauración del proyecto LOVÁ en España, ¿Cuál ha sido el grado de acogida del mismo y qué proyección de futuro tiene?

LÓVA es la obra de docentes que lo realizan en su aula y animan a más docentes a realizarlo. Hacemos lo contrario del proselitismo: aconsejamos a docentes que se interesan en LÓVA pensárselo muy bien antes de llevarlo a su aula. Aun así, cada vez hay más personas que han hecho LÓVA una vez y no dejan de hacerlo durante cuatro, seis u ocho años. Cada año aumenta el número de compañías de ópera, es decir, aulas. En 2007 fueron tres y en 2015 han sido sesenta y tres. Hemos llevado LÓVA a Portugal y Ecuador y dentro de España llegamos cada vez a más CCAA a través de actividades organizadas por nosotros o por centros de profesores.

El futuro de LÓVA estará vinculado a los intereses del profesorado, igual que lo ha estado desde su nacimiento hasta hoy. Vamos a continuar la tendencia actual de crecimiento ofreciendo más formación allí donde haya una demanda real y, por otra parte, somos una red de docentes que comparten planteamientos educativos similares. Cuando un docente hace LÓVA descubre nuevos intereses y nuevas inquietudes. La enseñanza siempre siempre está adaptándose a la realidad y al contexto. Nos gustaría acompañar al profesorado en ese camino de exploración y descubrimiento constante.

¿Cuáles son los pasos para llevar a cabo una ópera con los alumnos?

LÓVA parte del concepto de identidad personal y de grupo. La clase elige el nombre de su compañía y profundiza en sus sentimientos para elegir el tema de su ópera. El tema siempre es algo que preocupa a la clase y es el motor del año completo. Después se presentan las diez profesiones de la compañía y se crean equipos profesionales de dos a cinco niñas/os. Una vez repartidas las profesiones, comienza la producción de la ópera: libreto, comunicación, iluminación, actores, música, caracterización, regiduría, dirección de producción, escenografía, etc. Un rasgo clave de LÓVA es que en las funciones los niños no reciben ayuda de adultos. Todo lo que se muestra al público está en manos de la clase y las familias asisten atónitas al espectáculo, sin dar crédito a lo que están viendo. La etapa final es la de reflexión y evaluación de lo vivido. Las niñas y niños que hacen LÓVA no lo olvidan jamás y sigue creciendo el número de alumnos que lo cuentan emocionados, dos o diez años después de haberlo hecho en el colegio. Una maravilla.

 


Contactar

Contact Us
Feel free to contact us if you have any questions