Sindicar la Revista Digital

Números anteriores

banner secciones

siguenos_facebook

Síguenos en Twitter

Atención a la Diversidad
IDEAS PARA DÍAS FRIOS PDF Imprimir E-mail
( 2 votos )
Educando - Atención a la Diversidad

Autora: Mª Carmen Martínez Magaña

Los cambios de temperatura generan en las personas trastornos tanto mentales como físicos. El invierno es una de las estaciones que más altera nuestras emociones. Consecuencia de ello aumenta en niños y adultos las sensaciones de irritabilidad, ansiedad, nerviosismo y tristeza. Muchos expertos indican que la razón es la duración de los días. Éstos son más cortos y en general más grises y oscuros. Además, el invierno reúne factores que elevan la probabilidad de contraer afecciones.El sistema inmunológico está más expuestoante la llegada de temperaturas frías –fundamentalmente en los niños– porque se debilita la respuesta defensiva de las mucosas respiratorias, puerta de entrada de los agentes infecciosos. 

05 febrero 2017 1En nuestra mano está aportar una nota de felicidad en el día a día. El trabajo de las áreas sensoriales es un gran recurso para llevar a cabo actividades divertidas incrementando el estado de ánimo. Por todos es conocido que aquello que se aprende por diversos canales es lo que más tiempo permanece en nuestra cognición.

Hoy os acerco algunas recetas para realizar masas caseras que de una forma muy sencilla nos aportan una gran estimulación multisensorial.

Interesantes materiales y amena ejecución de tareas que nos ayudarán a potenciar habilidades y destrezas básicas como coordinación óculo-manual, sentido del tacto, disociación de dedos-manos, prensión, fomento de la creatividad, motricidad fina, trabajo en equipo, etc.

¿Cómo realizar nieve casera?

Para hacer esta masa necesitaremos dos cajas de harina de maíz (maicena), un bote de espuma de afeitar y una caja o reciente de plástico. Es tan sencilla como mezclar todos los ingredientes y el resultado será una fantástica nieve para disfrutar jugando en estos días de invierno.

Posteriormente podéis depositarla en una bandeja o la tapa de una caja de zapatos para imitar el Polo Norte. Pero, qué os parece si incorporamos unos pequeños pingüinos para que  nuestro ecosistema quede más completo.

Necesitaremos un poco de pintura de dedos negra. Pintaremos con ayuda de los dedos o un pincel el perímetro del pie de nuestros alumnos o hijos. A continuación, dejar la huella en un folio o cartulina blanca. Una vez seco, solo nos queda decorarlo con unos ojos móviles y recortarlo para incorporarlo a nuestro paisaje invernal.

Otra masa con resultado de nieve surge con el uso de bicarbonato y espuma de afeitar. Llenad un pequeño bol de espuma y añadir cinco cucharadas colmadas de bicarbonato. Esperad unos instantes y observad los cambios en la textura. Id mezclando y añadiendo el ingrediente que estiméis oportuno para que os quede una masa tipo plastilina. Una vez que la mezcla esté homogénea podéis hacer bolitas que al introducirlas en medio vaso de vinagre empezarán a burbujear. La diversión estará asegurada con un bonito gusano de nieve.

¡Adelante! Seguro que estáis deseando comenzar

Autora: Mª Carmen Martínez Magaña

Imágenes: Pixabay