Imagen contemporánea
DE LA EDUCACIÓN ARTÍSTICA A LA ASIGNATURA DE LA IMAGEN PDF Imprimir E-mail
( 1 votos )
Párate a pensar - Imagen contemporánea
01 septiembre 2017 1

Sesión de trabajo con modelo en la Escuela de Bellas Artes de París, a finales del siglo XIX.

Autor: Bruno Marcos Carcedo.

En los últimos doscientos años se han producido más cambios en el mundo de la imagen que en toda la Historia y, en los últimos cincuenta, la celeridad de esos cambios ha sido vertiginosa.

 En 1826 Niépce consiguió hallar el producto químico capaz de fijar la imagen que se proyecta en el interior de una cámara oscura. Esa imagen es considerada la primera fotografía y en ella se ven, muy borrosos, los tejados que se divisaban desde la ventana del estudio del inventor.

 Enseguida se buscó perfeccionar todo el sistema incorporando mejores lentes y descubriendo sustancias más fotosensibles. Superado el problema de las largas exposiciones de horas, es decir conseguida la captura instantánea y, luego, construido el fusil fotográfico de Muybridge, la invención del cinematógrafo estaba prácticamente servida.

 01 septiembre 2017 2
Rejlander, "Las dos sendas de la vida", 1857, Fotografía pictorialista.

Estos descubrimientos relativos a la reproducción técnica de la realidad pusieron en crisis la función central e histórica de la pintura, que consistía en plasmar lo que vemos. Con un rápido gesto mecánico se abría el obturador de la cámara y la realidad quedaba atrapada sin necesidad de la concurrencia de un artista, cuyo trabajo era infinitamente más lento y su formación dificultosa y cara. Hasta tal punto entraron en crisis los oficios tradicionales artísticos que se produjo una migración de pintores hacia el nuevo medio, a donde llegaron con tantos patrones de la disciplina anterior que a algunos se les llamó los fotógrafos ‘pictorialistas’. Los que se quedaron en la pintura se vieron abocados a inventar un arte nuevo, mientras el otro se moría, y se desencadenó una carrera hacia nuevas posibilidades, centradas en la creatividad, que se materializó en la experimentación de las vanguardias que llega hasta nuestros días.

01 septiembre 2017 3
Niépce, "unto de vista desde la ventana del Gras", 1826. La más antigua fotografía conocida.

Este divorcio entre arte y representación ocurre al mismo tiempo que las imágenes van ocupando un espacio cada vez mayor en la vida social y de múltiples maneras, diferentes muchas veces a la función estética. Todavía hasta hace cincuenta años la fotografía y el cine seguían careciendo de color y comenzaba a llegar la televisión a los hogares. El acceso a las imágenes era muy limitado. Se veían en las ilustraciones de la prensa escrita o los libros, además de las pinturas y esculturas de las iglesias. Las fotografías eran muy escasas, registraban los momentos más emotivos de las vidas. La experiencia visual y, por lo tanto, la estética estaban prácticamente sin desarrollar. Poco después se produjo la revolución de las imágenes. La fotografía se hizo asequible y sencilla, incluso la imagen en movimiento con la videocámara. Luego aparecieron la Informática e Internet para obrar un presente con acceso a millones de ellas y en el que podemos producir miles sin esfuerzo, con los teléfonos móviles.

Durante toda la Historia, hasta la invención de la fotografía, la mayoría de las imágenes, malas o buenas, tenían la categoría de artísticas, sin embargo ahora el arte ha quedado reducido a una parte dentro del mundo de las imágenes y las enseñanzas han ido, por fuerza, abandonando una docencia basada exclusivamente en sus disciplinas. El aprendizaje tradicional en las prácticas artesanales se impartía en las escuelas de Artes y Oficios y el de las artísticas en las de Bellas Artes, en ambas se utilizaba, hasta hace poco, el método académico de la copia de los modelos pretéritos, ya fueran obras anteriores, cuadros o esculturas, o la copia del natural. En el mundo actual, en el que el consumo y la producción de imágenes a nivel doméstico se ha aumentado tan enormemente a través de la tecnología, el aprendizaje de lo visual debe enfocarse de otra forma. Una vez superados los primeros años de la educación primaria y desarrolladas las habilidades mecánicas no se deben prolongar las actividades exclusivamente manuales, sino empezar a incorporar las imágenes en sus procesos de comunicación, identificar la función, así como estudiar su codificación y descodificación. En definitiva, abandonar el criterio de educación principalmente artística, o plástica, sobre todo en la educación obligatoria, por una más extensa de la imagen, asumiendo en su finalidad como punto esencial, eso sí, el desarrollo de la creatividad, aspecto fundamental en la formación de la inteligencia, siendo en este área de la imagen donde mejor se puede tratar, precisamente por provenir del arte de la Historia del Arte.

01 septiembre 2017 4
 
Muybridge, "El galope de la yegua Sallie Gardner, 1878,  primeras investigaciones en la representación fotográfica del movimiento.

En un mundo altamente tecnificado como el nuestro, que se caracteriza por el progresivo abandono de la era de Gutenberg y su libro impreso en papel, Internet es el medio por el que viajan la información y el conocimiento con un enorme caudal, inédito históricamente. En este medio la primacía de la imagen es patente y, por lo tanto, vemos urgente formar ciudadanos competentes en el uso del lenguaje visual.

Casi todas las imágenes que recibirán estos ciudadanos del futuro próximo les llegarán a través de una pantalla y prácticamente la totalidad de las que produzcan no serán hechas con un lápiz sino con un teléfono móvil.